Número de Vistas: 1338

 

Cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin tabaco. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al tabaquismo como una enfermedad sumamente adictiva, debido a la nicotina que contiene.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) explica que en Ecuador el 14,5% de menores de entre 10 y 19 años aseguró que ya había probado un tabaco. El 28,4% se considera consumidor frecuente. Mientras que el Atlas Mundial del Tabaco detalló que, en promedio, en Ecuador se fuma desde los 12 años, y que los adolescentes ecuatorianos “de entre 13 y 15 años fuman igual o más que los adultos”.

Su consumo origina factores de riesgo relacionados con daños cardiovasculares y respiratorios, así como más de 20 tipos o subtipos diferentes de cáncer que debilitan al organismo y al sistema nervioso.

Según la OMS, cada año se reportan más de 8 millones de defunciones relacionadas con el tabaco.

 

 ¿En cuánto tiempo soy adicto?

 

 La sicóloga, Andrea Bravo, señala que no existe una respuesta precisa a esta pregunta, ya que la dependencia varía en cada persona, aunque existen indicadores que pueden dar alertas de que una acción se convirtió en hábito.

Bravo cita que la Revista Panamericana de Salud señala que es suficiente con fumar un cigarrillo al mes para que se empiece a generar la adicción a la nicotina.

 En el informe se estableció que 22% de 95 sujetos estudiados habían empezado a fumar esporádicamente y notificaron algún síntoma de dependencia de la nicotina a las cuatro semanas de haber empezado a fumar una vez al mes.

Uno o más síntomas fueron notificados por 60 de estos individuos (63%), de los cuales 62% había notificado el primer síntoma antes de empezar a fumar diariamente o habían empezado a fumar diariamente solamente después de haber tenido el primer síntoma.

Bravo señala que cuatro señales pueden determinar tabaquismo:

  1. Fumas pese a tener problemas de salud
  2. Abandonas las actividades sociales, donde no haya zona de fumadores o si el círculo social no fuma.
  3. Has intentado dejar de fumar más de una vez sin éxito y experimentando abstinencia.
  4. Al despertar piensas en fumar o no puedes arrancar tu día sin un tabaco.

 

Fumar está naturalizado 

 

Las causas por las que se empieza a fumar a temprana edad son muchas. Gabriela Montaño, neumóloga, dice que dentro de los hogares existe una naturalización del consumo del cigarrillo. “Papá fuma, mamá fuma. Los niños replican lo que ven”.

Para la especialista, la gente no entiende que las drogas lícitas son tan dañinas como las ilícitas (4 de cada 10 estudiantes han presenciado la venta de drogas en sus colegios)y representan altos costos para la salud y el sistema público.

Por ejemplo, los gastos directos de atención médica de las enfermedades que ocasiona el tabaquismo ascienden a un total regional de $46.346 millones. En Ecuador, esta problemática genera un costo directo anual de $478 millones, lo que equivale al 0,47% de todo el Producto Interno Bruto (PIB) del país y al 6,32% de todo el gasto público en salud anual, según un reporte de 2016.

Otro componente es que no existe control en la venta, tanto en tiendas como en calles, eso sumado a que los costos son bajos, “el cigarrillo es accesible”.

Las cajetillas, dependiendo de la marca o de si son legales o de contrabando pueden costar entre $1,50 y $5.  (Fuente: Diario LA HORA)

Cómo dejar de fumar

 

  1. Reemplazo de nicotina

Consulta con un médico sobre una terapia de reemplazo de nicotina. Las opciones pueden ser:

  • Nicotina con receta médica en un inhalador o aerosol nasal.
  • Parches, chicle o grageas de nicotina. Medicamentos para dejar de fumar sin nicotina. Estas pueden ayudarte a superar los deseos intensos.
  1. Evita los factores desencadenantes
  • La necesidad de consumir tabaco suele ser más fuerte en las situaciones y los lugares en los que fumabas o consumías tabaco. Por ejemplo, si solías fumar mientras hablabas (en bares, fiestas, en el trabajo o por teléfono), ten papel y esfero a la mano para mantenerte ocupado haciendo garabatos en lugar de fumar.
  1. Mastica algo
  • Mantén tu boca ocupada para lidiar con el deseo de consumir tabaco. Una opción es el chicle, caramelos duros sin azúcar, zanahorias crudas, apio, frutos secos, semillas de girasol o alimentos crocantes que te satisfagan.
  1. Actividad física
  • La actividad física te puede distraer del deseo de consumir tabaco o reducir la intensidad de dicho deseo.
  • Una sesión breve de actividad física, como subir y bajar corriendo las escaleras un par de veces, puede hacer que el deseo de consumir tabaco baje.
  1. Practica técnicas de relajación
  • El cigarrillo puede haber sido tu forma de lidiar con el estrés. Resistir el deseo de consumir tabaco puede ser estresante. Reduce el estrés practicando técnicas de relajación, como ejercicios de respiración profunda, relajar los músculos, hacer yoga, visualizar, recibir masajes o escuchar música relajante.

 

Fuente: Centro permanente en prevención y tratamiento de conductas adictivas de Valencia- España- OMS- Revista Panamericana de Salud.

 

Exprésate Morona Santiago

Primer Informativo Digital de la Provincia

Macas – Ecuador

Nativo Marketing

El índice de pobreza en Morona Santiago es del 70% de la población