Gobierno suspende racionamientos de electricidad en Ecuador

Número de Vistas: 348

Pocas horas después de que el Gobierno anunció racionamientos de electricidad en Ecuador hasta el 5 de octubre, el Ministerio de Energía dijo que ya no habrá cortes de luz. El director del operador estatal de electricidad Cenace, Gabriel Argüello, aseguró que ni este martes ni en los próximos días habrá racionamientos eléctricos. «El país puede estar seguro de que no habrá apagones. Esto ha sido un problema puntual, que ojalá no se repita.

 

El sector eléctrico seguirá proveyendo de energía para las necesidades de los ecuatorianos. El Gobierno lo garantiza», aseguró el ministro Fernando Santos. Inicialmente, el Ministerio de Energía anunció que el Cenace, operador nacional de electricidad, coordinará una desconexión puntual del suministro con las empresas distribuidoras en cada provincia. Estaba previsto que los racionamientos de electricidad se diesen hasta el próximo jueves, 5 de octubre, desde las 16:00 hasta las 17:30 en todo el país. El anuncio se hizo el 3 de octubre de 2023, un día después de que se registraran cortes de electricidad en varias zonas de Quito y de Ecuador.

Según el comunicado inicial del Ministerio, Ecuador se enfrenta con un escenario de «posible escasez puntual de potencia en el sistema eléctrico» debido a que Colombia se encuentra realizando un mantenimiento de sus redes eléctricas, lo que restringirá la oferta de electricidad para Ecuador.

 

Por qué se suspenden los racionamientos

 

En una rueda de prensa, realizada a las 16:00 de este 3 de octubre, las autoridades eléctricas explicaron que, tras diálogos con Colombia, se acordó que se suspendan esos mantenimientos, lo que permitirá al país vecino seguir suministrando electricidad a Ecuador. Con ello, ya no se darán los racionamientos inicialmente previstos.

 

¿Por qué hay menos potencia energética?

 

El Ministerio atribuye la escasez a la disminución temporal de la transferencia de electricidad desde Colombia, que pasó de 460 megavatios a 180 megavatios. Esta fue precisamente la causa principal de la interrupción del servicio registrado la tarde del lunes en la capital, con una reducción del suministro de energía eléctrica de 200 megavatios durante hora y media.

 

Además, durante las últimas cuatro semanas, en Ecuador se ha reducido la provisión de energía hidroeléctrica en las principales centrales de la cuenca oriental, debido a la falta de lluvias en la región. «Estamos en un estiaje muy severo, que comenzó a adelantarse desde septiembre, esto nos ha impedido subir la capacidad de producción», explicó Gabriel Argüello, director de Cenace.

 

Lo anterior, llevó a Ecuador a incrementar la compra de electricidad a Colombia, una operación que le cuesta al Gobierno USD 20 millones por semana. Pero Colombia ha advertido que no puede garantizar el suministro de energía al territorio ecuatoriano, porque el país vecino enfrenta su propio período de estiaje. Ante la situación, el Ministerio incluso urgió este martes a los ciudadanos a ahorrar energía en el país. Argüello informó que para el jueves 5 de octubre se estará recuperando una capacidad importante de generación hidráulica en la central Soplador, con lo cual se volverá a la «normalidad».

Creciente demanda

 

El gerente de Celec, Gonzalo Uquillas, explicó que la demanda de electricidad está creciendo entre 10% y 12% anual, con relación a 2022. «El día de ayer (2 de octubre) hubo una temperatura récord en Guayaquil, que dispara el consumo de electricidad a través de los sistemas de aires acondicionados», dijo Uquillas, quien hizo un llamado a la ciudadanía para hacer «un uso eficiente de la electricidad». Uquillas detalló que la semana pasada ingresaron 300 megavatios de generación termoeléctrica en varias centrales del país, que ya cumplieron con el mantenimiento previsto para garantizar su operatividad en los seis meses del estiaje.

 

Además, dijo que se están haciendo gestiones para que a finales de octubre finalice el mantenimiento de la Central Termoeléctrica Esmeraldas 1, que aportará con 125 megavatios. La Central Termoeléctrica Esmeraldas 2 ya está operativa. Por la fuerte sequía, que ha disminuido los caudales de las cuencas que alimentan a las centrales hidroeléctricas, Uquillas recalcó que es «indispensable maximizar la importación desde Colombia y el aporte termoeléctrico». De hecho, dijo que para los próximos 30 a 45 días se prevé concretar una importación temporal, por seis meses, de gas natural que permita la generación de 130 megavatios en Termogas Machala, de manera constante.

 

Posible importación de Perú

 

Adicionalmente, Celec, en coordinación con Cenace, inició la gestión para el abastecimiento de energía eléctrica desde Perú, con la importación de entre 45 a 50 megavatios, informó Uquillas. «Al momento estamos tratando de conseguir energía con Perú, ellos también están en dificultades por la sequía», añade Uquillas. El Gobierno espera la respuesta de Perú para iniciar la compra lo más pronto posible. El gerente de Celec explicó que en el caso de Colombia las contrataciones que se vienen haciendo desde 2003 son de carácter spot. En cambio, con Perú se realizan compras por contratos, cuando hay excedentes, como ocurre actualmente. Gonzalo Argüello, director Cenace, aclaró que, de igual manera, se seguirá contando con el suministro de Colombia, al menos hasta noviembre. Explicó que el fenómeno de El Niño provocará mayor sequía en Colombia, por lo que la producción de las centrales de ese país se reduce.

Energías limpias

Por su parte, el ministro Santos recordó que el Gobierno ya ha firmado dos contratos para generación de energía con fuentes limpias, uno de 200 megavatios para energía fotovoltaica en El Aromo, en Manabí, y de 100 megavatios en el cerro Villonaco, en Loja. Santos añadió que también finalizó la negociación para la generación de 500 megavatios de energías alternativas, en seis proyectos fotovoltaicos, tres eólicos y uno hidroeléctrico. «Estamos esperando el dictamen de riesgo fiscal del Ministerio de Finanzas», dijo Santos. Por lo cual, prevé que los contratos se firmen entre finales de octubre y principios de noviembre. Sobre posibles impactos del fenómeno de El Niño, Santos recordó que la mayoría de las centrales están en la región amazónica, donde no se prevén riesgos por El Niño. «La afectación en el sector eléctrico va a ser menor».

 

Exprésate Morona Santiago

Primer Medio de Comunicación Digital de la Provincia

Macas – Ecuador

Nativo Marketing

 

Compra vende, arrienda propiedades en la amazonía ecuatoriana

Inmobiliaria Nativa