Las Remesas y su importancia en las Provincias de Ecuador

Número de Vistas: 117

En el año 2023, ingresaron a Ecuador 5.447,5 millones de dólares por concepto de remesas, el mayor monto recibido en los últimos 16 años. Esto equivale al 4,6% del PIB del país; estas remesas proceden principalmente desde Estados Unidos (71%), España (16%) e Italia (3%).

Existe evidencia tanto a favor como en contra del papel de estos flujos monetarios en el crecimiento y desarrollo; a pesar de ello los beneficios que generan los ingresos de remesas a un país o región son innegables, porque elevan los recursos monetarios de las familias que las reciben, incrementando con ello el consumo y la disponibilidad para satisfacer necesidades como educación, salud, vivienda y otros.

Figura 1. Dependencia provincial de las remesas, 2020

 

 

Fuente: Elaborado en base a datos del Banco Central del Ecuador.

 

La recepción de remesas no es homogénea para todo el país, estos flujos monetarios se concentran en un reducido número de Provincias (Guayas, Azuay, Pichincha y Cañar) que recibieron el 73% de remesas en 2023.

Sin embargo, si se utiliza el indicador de las remesas como proporción del Valor agregado Bruto (VAB) a 2020 (último año disponible en Cuentas Regionales), en la Figura 1 se observa la dinámica de estas transferencias en las economías regionales. La dependencia promedio de remesas recibidas por las provincias es del 4.3%. Provincias como Cañar (28% de su VAB), Azuay (14% del su VAB) y Morona Santiago (12% del su VAB), tienen un grado de dependencia alto, muy superior a la media del país. Mientras que Chimborazo y Loja (con 6 y 5% del VAB respectivamente), y Tungurahua (4.5% de su VAB) representan un segundo grupo, con una dependencia media de las remesas, no así las 18 provincias restantes cuyos valores son inferiores al 4%.

Considerando que las remesas se utilizan en consumo y gastos de supervivencia (41%), educación (21%), gastos de vivienda (12%) y otros, estos procesos económicos traducidos en consumo son fundamentales para la economía regional y una reactivación económica. Un indicador proxy de este consumo son las Ventas.

En este contexto, y dado que la importancia -y el impacto- de la recepción de las remesas no es la misma en todas las regiones del país, es necesario describir el impacto de las remesas durante el período 2022-2023. Para ello se utilizará un diagrama de dispersión donde se describirá a nivel regional la relación de las Remesas con las Ventas. En los gráficos de dispersión (Figura 2) el tamaño del círculo traduce también esta circunstancia, por ello mientras más grande es el círculo de la provincia, mayor será la dependencia de las remesas, y viceversa.

Figura 2. Crecimiento regional en Ventas y Remesas, 2023

 

 

Fuente: Elaborado en base a datos del Banco Central del Ecuador y Estadísticas Multidimensionales del Servicio de Rentas Internas.

En el cuadrante I de la Figura 2, se identifican las provincias con tasas de crecimiento positivas en ventas y remesas, superando el promedio nacional. Esto se observa especialmente en regiones sin una histórica tradición de migración internacional, como Bolívar, Cotopaxi, Galápagos, Pastaza y Orellana. Es necesario destacar los casos de Bolívar y Cotopaxi, donde el incremento en remesas fue del 176% y 147%, respectivamente, entre 2022 y 2023. Estos datos sugieren un aumento significativo en la emigración al exterior de la población en los últimos años.

Zamora Chinchipe, Manabí y Morona Santiago se encuentran en el Cuadrante II, que agrupa a provincias con un crecimiento de remesas por debajo del promedio nacional, pero con un crecimiento de ventas igual o superior al promedio. Estas zonas no enfrentan problemas significativos en cuanto al crecimiento de ventas, pero podrían haber sido más dinámicas, especialmente en el caso de Morona Santiago, que depende en gran medida de las remesas. Un aumento en estos flujos habría beneficiado considerablemente a esta provincia.

Para el caso de las otras cinco provincias dependientes de remesas (Azuay, Cañar, Loja, Chimborazo y Tungurahua), ubicadas en Cuadrante III, con crecimiento de las remesas y de las Ventas por debajo del comportamiento nacional respectivo, una mayor recepción de remesas hubiera potencialmente menguado la caída de las Ventas.

Dos provincias del Oriente (Sucumbíos y Napo), y una de la Costa (Santo Domingo de los Tsáchilas) se ubican en el Cuadrante IV, lo que se traduce en que estas provincias serían vulnerables en el caso que estas provincias sean dependientes de las remesas (sin embargo, no lo son), ya que las remesas crecientes no podrían detener la caída de las Ventas.

 

 

Exprésate Morona Santiago

Primer Medio de Comunicación Digital de la Provincia

Macas – Ecuador

Nativo Marketing