200 años de independencia cuencana en medio de una pandemia

Cuenca celebra su bicentenario de un modo diferente. La alegría de sus pobladores solo se evidencia en la mirada. Los cubrebocas, necesarios para contrarrestar los efectos de la pandemia, opacan la alegría de la gente.

La nueva realidad que atraviesa el mundo, obligó a las autoridades a organizar los eventos de una forma que garantice la seguridad de los ciudadanos.

Más de 130 actividades fueron planificadas para desarrollarse en las fiestas por los 200 años de la Independencia de Cuenca.

Pedro Palacios, alcalde de la ciudad, reconoce que el ambiente festivo no es de los mejores. Asegura que la gente está preocupada por el aspecto sanitario.

Tomando en cuenta aquello, se impulsa el turismo rural. Los cuencanos optan por lo que puedan hacer al aire libre. Las visitas a fincas, plazas y parques en zonas como Santa Isabel, San Fernando, Paute y Gualaceo, se incrementaron durante el feriado más extenso del año.

Quienes gustan de la diversión nocturna en discotecas, bares o karaokes deberán esperar un poco más. Las restricción para esos establecimientos se mantendrán, pero los restaurantes sí podrán atender con un aforo limitado.

El burgomaestre asegura que, de acuerdo a los últimos reportes, llegaron visitantes de Guayas, El Oro, Loja, Pichincha y Tungurahua. Agrega que lo planificado para este año fue para reforzar el turismo nacional antes que el extranjero.

LOS EVENTOS

Cuenca prepara para hoy una variada agenda de eventos.

El distanciamiento, evitar aglomeraciones y el uso correcto de la mascarilla será obligatorio para todo aquel que salga a recorrer las calles cuencanas.

Casi todas las actividades se desarrollarán al aire libre, pero para aquellas que requieran de una locación cerrada, como la Sesión Solemne, se dispondrá un límite de aforo.

El alcalde Palacios dijo que para este año sí se preparó la Ruta de las Luces. A este acto, los ciudadanos podrán acudir en vehículo, caminando o mirarlo también por redes sociales.

UNA CIUDAD QUE SE LEVANTA

“Hemos logrado encontrar ese equilibrio que has sido tan difícil”. Así es como Palacios describe el largo trecho que la ‘Atenas del Ecuador’ tuvo que recorrer para reactivar su economía, garantizando la seguridad de sus habitantes.

El Alcalde no desconoce la realidad sanitaria de su ciudad, pero asegura que “siendo la tercera ciudad más poblada del país, somos de las que menos mortalidad por cada 100 mil habitantes tiene”.

Palacios sostiene que, desde que concluyó el estado de excepción, las actividades económicas están reactivadas en un 99%. En la fase inicial, dice, se hicieron pilotajes en el sector industrial, de la construcción, del turismo y de servicios.