El estruendo o bramido del volcán Sangay se escucha a largas distancias

Número de Vistas: 1078

 

Los pobladores de las provincias de Guayas y Los Ríos han reportado la ocurrencia de “ruidos extraños” en los últimos meses, situación que ha generado alarma entre la comunidad, indica el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional (EPN).

 

Incluso a inicios de diciembre el IG reportó que una serie de explosiones hicieron vibrar ventanales en Samborondón y Daule, localidades ubicadas en los alrededores de la ciudad de Guayaquil, a 175 kilómetros en línea recta del volcán Sangay.

Lo curioso del caso es que en poblados cercanos al volcán, estos sonidos en ocasiones no son percibidos. Sin embargo, condiciones particulares en las atmósfera permiten la propagación del sonido a zonas más lejanas.

 

El instituto indica que este fenómeno ya ha sido descrito en la literatura. Un buen ejemplo es la publicación de Fee & colaboradores en 2010, donde analiza la propagación de sonido en el volcán Kasatochi (Alaska), durante su erupción del 08/09.

No es la primera vez que sucede. Se tiene reportes de haber escuchado sonidos provenientes del Sangay en Guayaquil y Riobamba en las erupciones de 1892, 1919, 1941 y 1959.

De igual manera, las crónicas del Cotopaxi nos cuentan que en la erupción de 1744 los bramidos se oyeron en Guayaquil, Pasto y Popayán, pero por otra parte en Quito y Latacunga no se oyó ningún ruido.

 

El septiembre de 2022, personal del IG-EPN realizó un estudio con un arreglo de sismómetros e infrasonido en Naranjal (Guayas) y sus alrededores. Allí se descubrió que los ruidos provienen de la actividad explosiva del volcán Sangay y en menor medida de las actividades mineras en Ponce Enriquez.

 

Vista del volcán Sangay desde el Parque Nacional Sangay, en la provincia de Morona Santiago (Ecuador), en una fotografía de archivo. EFE Foto: Jose Jacome Jose Jacome

El volcán Sangay es el último volcán al sur del Ecuador, ubicado en la Cordillera Real, en la provincia de Morona Santiago. Es uno de los volcanes más activos del país, manteniéndose en actividad eruptiva constante desde 1628.

Está formando por un estratovolcán con tres cráteres alineados a lo largo de la cumbre, con un diámetro basal de 10 – 12 km, los flancos tienen una inclinación de aproximadamente 35°.

 

Está limitado al norte y sur por los ríos Sangay y Volcán, el flanco oriental baja hasta la selva amazónica y al oeste el cono se une con una llanura formada de material piroclástico (principalmente ceniza y lapilli no consolidado) que se extiende por unos 15 km (Hall, 1977).

En el último periodo eruptivo que habría empezado en 1628, se conoce que el volcán emitió una gran columna de ceniza que se dirigió hacia el noroccidente hasta 50 km de distancia, afectando a la ciudad de Riobamba con una caída de tefra.

 

 

Caída de ceniza volcánica del Sangay en la ciudad de Guayaquil.

La actividad del Sangay es poco conocida porque no afecta sitios habitados, a diferencia del volcán Tungurahua. Sin embargo, se conoce por exploraciones de investigadores, andinistas y sobrevuelos que realiza el IG con fines de monitoreo, que en el volcán es común la generación de flujos piroclásticos, flujos de lava y lahares.  Fuente: Diario El Universo

Exprésate Morona Santiago

Primer Informativo Digital de la Provincia

Macas – Ecuador

Nativo Marketing

139.115 electores habilitados para sufragar en Morona Santiago el 2023