octubre 22, 2021

El Gobierno rediseña y avanza con la mega central hidroeléctrica Santiago

Número de Vistas: 1844

Las autoridades del sector eléctrico avanzan en la ejecución de otra mega obra de infraestructura: la central hidroeléctrica Santiago, que se ubicará en Morona Santiago. Si el cronograma se cumple como está previsto, la central se inaugurará en 2028. Por ahora, los estudios y diseños fueron actualizados -un trabajo que se inició en octubre de 2020 con la consultora Lombardi.

 

Hasta fin de año se prevé  contratación de una firma internacional que asesorará en el proceso público de selección para la concesión de la construcción, operación y mantenimiento de la nueva central hidroeléctrica. Y, para finales de 2022 está prevista la convocatoria para el proceso de selección de la empresa concesionaria. La construcción tomará seis años. El proyecto Santiago requerirá una inversión de USD 3.600 millones. La primera etapa, que corresponde a 2.400 megavatios, requiere USD 3.000 millones; los USD 600 millones adicionales serán para la segunda etapa de 1.200 megavatios. El proyecto Santiago tiene historia. Iván Hidrovo, jefe del proyecto, explica que fue concebido hace unos 10 años cuando se hizo un estudio de los potenciales proyectos que se podían desarrollar en la cuenca del Río Zamora. Hubo un estudio de pre factibilidad de que se terminó en el 2011 y luego se contrató el estudio de factibilidad que se terminó en 2016 y fue actualizado en 2020. Ese estudio, dice Hidrovo en diálogo con el medio de comunicación PRIMICIAS, fue realizado por expertos, entre ellos la Comisión Federal de Electricidad de México y se consideraron todos los aspectos ambientales, geológicos, hidrológicos, incluso lo relacionado con la presencia de zonas calcáreas.

El fantasma de la erosión regresiva A inicios de julio, después de que el Gobierno recibió los estudios y diseños actualizados del Proyecto Hidroeléctrico Santiago hubo dudas entre expertos ambientales. “No aprendemos. Luego de los graves problemas con nuestras hidros, insisten en una nueva aventura de alto riesgo, el Megaproyecto Santiago”, dijo Emilio Cobo, quien ha seguido de cerca el proceso de erosión regresiva del Río Coca. Iván Hidrovo, jefe del proyecto, descarta cualquier posible problema:

¿Hay algún riesgo para el proyecto por la zona de ubicación?

El temor nace por el tema del río Coca. Hay que tener claro que el sitio de toma del agua de la central Coca Codo Sinclair está a 6 kilómetros, en línea recta del volcán Reventador. El proyecto Santiago está a 112 kilómetros, en línea recta, del volcán Sangay. Hay una cuenca relativamente larga entre la zona del volcán y el sitio en el que se construiría el proyecto: hablamos de 121 kilómetros en línea recta, la curvatura posiblemente llegue a más de 200 kilómetros y con zonas con áreas planas donde se van a depositar los sedimentos. La geomorfología de la zona es diferente a la de la central Coca.

¿No hay riesgo de erosión?

Estoy completamente seguro de que no. Estamos en una cuenca que tiene condiciones completamente diferentes. Aguas arriba del lugar en el que va a estar el proyecto, tenemos la planta energética más importante del país que es Paute integral: tenemos 1.800 megavatios de potencia instalados, generamos unos 12.000 gigavatios hora al año. No tenemos ningún problema, ni existe algún accidente geográfico que pueda hacernos pensar que en el futuro pueda existir algo mediamente parecido a lo que está sucediendo en el Coca.


¿El estudio tomó en cuenta los sedimentos?

En el estudio inicial del proyecto se han tocado todos los potenciales riesgos, el proyecto tiene un estudio de impacto ambiental bastante bien elaborado, se han invertido importantes recursos en ese estudio, es más tiene una aprobación del ministerio del Ambiente. Hemos tomado en cuenta todos los riesgos potenciales que puedan existir.

 

El proyecto rediseñado

El proyecto hidroeléctrico Santiago que ahora impulsa el Gobierno sufrió algunos ajustes respecto del plan original. Según Hidrovo, el estudio de factibilidad y diseño contemplaba una central de 3.600 megavatios de capacidad, con 6 unidades de 600 megavatios. El jefe el proyecto explica que “la actualización que hicimos es para construir ese mismo proyecto, pero por etapas y se hizo una revisión de la potencia de las máquinas: para nuestro sistema esa potencia de 600 megavatios podía resultar un poco difícil de controlar, se decidió que el tamaño ideal de las máquinas sea de 300 megavatios”.

Así según Celec, la nueva central hidroeléctrica contará con:

  • En la primera etapa, la central tendrá una potencia de 2.432 megavatios. Ocho unidades de generación eléctrica, de 304,10 megavatios cada una, con turbinas tipo Francis.
  • Tendrá una producción aproximada de 14.573 GW-hora al año.
  • La segunda etapa tendrá cuatro unidades, de 304,10 megavatios cada una, sumando una potencia  de 3.649 megavatios.

Según un comunicado de Celec, el proyecto está conformado por una presa tipo arco – gravedad de hormigón compactado con rodillo de 205 metros de altura, con vertedero y descargas de fondo integradas al cuerpo de la presa; obra de desvío con tres túneles ubicados en la margen derecha. La presa será la más grande del país lo que permitirá un embalse para captación y regulación diaria de caudales con una capacidad aproximada de 1.507 millones de metros cúbicos de agua. El proyecto se localiza en la región suroriental del Ecuador, en los cantones de Tiwintza, Limón Indanza y Santiago de Méndez, provincia de Morona Santiago. La central contaría con una producción aproximada anual de 15.154 GW-hora al año de energía limpia y renovable.  / Fuente: Primicias EC

Exprésate Morona Santiago

Primer Informativo Digital de la Provincia

Macas – Ecuador

MÁS INFORMACIÓN:

Lo que tienes que saber, a pocos días del inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021

Nativo Marketing